Ford anunció nueva inversión para liderar la era de la electricidad

0

Ford Motor Company anunció sus planes para producir vehículos eléctricos a gran escala con dos nuevas sedes sustentables y tecnológicamente avanzadas en Tennessee y Kentucky, Estados Unidos, encargadas de producir la próxima generación de camiones eléctricos de la Serie F y las baterías que alimentarán el futuro electrificado de Ford y Lincoln.

Ford, junto a su socio, SK Innovation, planea invertir 11.4 mil millones de dólares y crear cerca de 11 000 nuevos empleos, apoyando a las comunidades locales y fortaleciendo el posicionamiento de Ford como el principal empleador de la industria automotriz en Estados Unidos.

Con una inversión de 5.6 mil millones de dólares en Stanton, Tennessee, la sede nombrada Blue Oval City, creará aproximadamente 6 000 puestos de trabajo y se convertirá en un ecosistema integrado que facilitará la producción de una amplia línea de vehículos eléctricos de la Serie F, además de incluir una planta de baterías BlueOvalSK para proveedores clave y un centro de reciclaje para las baterías y los vehículos al final de su vida útil. La planta está diseñada para tener el menor impacto posible en el medio ambiente e incluso generar un impacto regenerativo en el medio ambiente local pues será libre de emisiones.

Además, en el centro de Kentucky, Ford y SK Innovation planean construir un complejo de fabricación de baterías llamado BlueOvalSK Battery Park, el cual representa 5.8 mil millones de dólares de inversión y está previsto que se inaugure en 2025. A través de dos plantas gemelas, fabricará baterías que alimentarán a los vehículos eléctricos Ford y Lincoln de próxima generación. Además de generar 5 000 nuevos puestos de trabajo en su comunidad, BlueOvalSK Battery Park tendrá una ubicación central para trabajar en la huella de carbono de las plantas de ensamblaje de Ford en América del Norte.

Se espera que las inversiones en las nuevas plantas de baterías de Tennessee y Kentucky se realicen a través de BlueOvalSK, la nueva empresa conjunta de Ford y SK Innovation, sujeta a acuerdos definitivos, aprobaciones regulatorias y otras condiciones.

«Este es un momento clave, pues Ford liderará la transición de Estados Unidos a los vehículos eléctricos y marcará el comienzo de una nueva era de fabricación limpia y libre de emisiones», indicó el presidente ejecutivo de Ford, Bill Ford. «Con esta inversión y un espíritu innovador, podemos cumplir con objetivos que antes se consideraban aislados; proteger nuestro planeta, construir vehículos eléctricos y contribuir a la prosperidad de nuestra nación».

Esta noticia se da en medio de la fuerte demanda de Ford F-150 Lightning, E-Transit y Mustang Mach-E, y se suma al reciente anuncio de Ford de expandir su capacidad de producción y creación de empleos en Ford Rouge.

“Esta es la mayor inversión que hemos hecho para ayudar a construir un futuro mejor”, agregó Jim Farley, presidente y CEO de Ford Motor Company. “Nos estamos moviendo para ofrecer vehículos eléctricos para todos, en lugar de para pocos. Se trata de crear empleos que apoyen a las familias, un sistema de fabricación eficiente y con neutralidad de carbono, y un negocio en crecimiento que ofrezca valor a las comunidades, los distribuidores y los accionistas».

Los 7 mil millones de dólares de Ford son la mayor inversión jamás realizada de cualquier fabricante de automóviles en los Estados Unidos. Esto es parte de la inversión de 30 mil millones de dólares que la firma del óvalo azul planea desembolsar para acelerar su transformación hacia la neutralidad de carbono, alineada con el Acuerdo Climático de París. En general, Ford espera que del 40% al 50% de su producción global de vehículos sea completamente eléctrica para el 2030.

«Estamos orgullosos de asociarnos con Ford, ya que este es un nuevo capítulo en la historia de los vehículos», comentó Dongseob Jee, presidente de negocios de baterías de SK Innovation. “Estamos entusiasmados de dar este salto juntos y lograr nuestra visión común de un planeta más limpio».

Ford está también invirtiendo 90 millones de dólares, solo en Texas, como parte de una inversión total de 525 millones en los Estados Unidos. El dinero se destinará a iniciativas de capacitación laboral y preparación profesional para las actuales y próximas generaciones de técnicos. Estos programas tienen como objetivo desarrollar especialistas altamente capacitados que respaldarán el creciente portafolio de vehículos eléctricos conectados de la marca.

Compartir.

Publicado por

Comments are closed.