Ladrones a la fuga: El Tesla Model S que les perseguía se quedó sin batería

0

Ha ocurrido en Fremont, California Estados Unidos, donde un Tesla Model S de la Policía local prácticamente agota la carga de su batería tal y como indica el agente a través de la radio del vehículo “Quedan menos de seis millas [unos 10 km]de batería” advierte.

Según publica The Mercury News, una pareja de agentes de Policía perseguía con su coche patrulla Tesla Model S al conductor de otro automóvil sospechoso de haber cometido un delito.

Según detalla el agente se alcanzaron velocidades superiores a las 120 millas (más de 190 km/h) durante la persecución para tratar de detener al presunto delincuente, hasta que tal y como detalla el propio policía, Jesse Hartman, el Model S se queda prácticamente sin batería, con una autonomía mínima, inferior a los 10 kilómetros. Ante esta situación avisa por radio a otros coches patrulla para que no dejen escapar al sospechoso que finalmente terminó dándose a la fuga.

Carga insuficiente

Supuestamente, tal y como ha trascendido posteriormente, el Model S no había sido cargado totalmente después del último turno por lo que la autonomía no estaba en su punto máximo.

También la Policía de Fremont ha confirmado que tenía otros coches patrullas para continuar la persecución si hubiese sido necesario, pero fue cancelada por motivos de seguridad. De hecho, el coche del infractor sufrió finalmente un accidente y fue encontrado no muy lejos de la zona. Sin embargo, el conductor se dio a la fuga tras el impacto.

La Policía de Fremont ha sido una de las primeras del mundo en utilizar coches patrulla Tesla Model S y de hecho se inició en 2014 un programa piloto para comprobar la viabilidad de estos modelos como coches de Policía.

Compartir.

Publicado por

Deja un Comentario