¡Increíble! Mitad moto, mitad Lamborghini Aventador

0

Mitad moto, mitad Lamborghini Aventador. Es una creación esperpéntica de alguien que no pudo elegir entre una moto y un Lamborghini Aventador. ¿Quién lo ha hecho? ¿Qué elementos mecánicos incorpora? Sigue leyendo, vas a alucinar.

Hablamos de una moto de tres ruedas y un tamaño considerable. Si la vemos por delante, hablamos de una moto tradicional, con una horquilla de grandes dimensiones y una presencia bastante esbelta. Si la vemos por detrás, habrá algo que ya nos sorprenderá: efectivamente, un motor gigantesco.

Hablamos de una moto con un motor V8 de 6.2 litros de origen General Motors y procedente de un Chevrolet Camaro. Genera 445 CV, una cifra absolutamente demencial para un vehículo que, pese a ser grande, no deja de ser una moto. ¡Qué barbaridad! Y es que sus creadores, Boss Hoss Cycles, están especializados en la modificación de motos para incorporarles grandes motores.

Esta moto ha sido creada por la división en Alemania de Boss Hoss para un cliente muy especial, que además de pedir que su moto lleve motor de coche, también quería que la parte trasera emulase la del Lamborghini Aventador. El resultado es muy sorprendente.

Hay que decir que las proporciones y el acabado final de la zaga del Lamborghini Aventador integrado en esta moto de tres ruedas es bastante realista. Tanto que incluso Lamborghini podría llamar a su puerta para pedir explicaciones. En cualquier caso, hablamos de una de las motos más locas que hemos visto en nuestra vida.

por supuesto, los pequeños detalles en este tipo de proyectos son los que marcan diferencia y esta moto inspirada en el Lamborghini Aventador tiene para dar y regalar. Por ejemplo, la pintura es de Lamborghini, el color ‘Grigio Titans’, un gris oscuro mate realmente interesante. El escape central, el alerón, las branquias del motor, las inserciones de fibra de carbono. ¡Todo está clavado! Incluso las llantas son las mismas que incorpora el superdeportivo italiano.

Dicen que el tamaño de tus caprichos depende del tamaño de tu cuenta bancaria. En el caso de esta moto Lamborghini Aventador, no me cabe duda que el dueño debe tener unos cuantos ‘ceros’ en su banco. Es lo único que explica una creación como esta, ¿no te parece?

Compartir.

Publicado por

Deja un Comentario