Dakar 2019: Gerald Farres gana el segundo lugar en la general de la categoría SXS

0

Gerard Farrés ha dejado en la línea de meta de este Dakar 2019 a través de un sentido abrazo con su copiloto Dani Oliveras. Una carrera extraordinaria para la pareja catalana con una bonita lucha día a día siempre en las posiciones de pódium, haciendo gala de una calidad excepcional y un rendimiento en pista absolutamente demoledor.

El piloto catalán ha vuelto a deslumbrar con un segundo puesto en el Dakar en su primera participación en SxS. Hace justo dos años Gerard levantaba el “Tuareg” como tercer clasificado en moto, hace justo un año anunciaba con pesar el fin de su carrera en motos y hoy vuelve a demostrar que es un piloto fuera de serie conquistando la plata en la que es la carrera de su vida, el Rally Dakar.

El piloto de Manlleu rubricó en Lima el enorme trabajo realizado durante los últimos diez días. La misma serenidad y maestría que le llevó a ser unos de los pilotos de motos más temidos en el desierto, le ha llevado a las primeras de cambio al podio de la carrera más dura del mundo en la siempre compleja categoría de SxS. Durante esta edición el dúo Farrés-Oliveras ha funcionado con tal precisión que se ha ganado el máximo respeto de esa otra parte del campamento que madruga un poco menos. Los dos “novatos” procedentes de las motos han resultado ser dos fueras de serie también sobre cuatro ruedas.

En la cabeza de Gerard Farrés seguro que merodean esas imágenes del día en que un comisario les impidió salir en el último tramo de la especial debido a la niebla, lo que acarreó una desmesurada “compensación” de tiempo; o el fatídico vuelco, seguido de “naufragio” en las dunas, donde se le escapó un liderato que empezaba a saber a oro. Pero tanto él como Dani saben bien que han hecho un Dakar casi perfecto, como el que solo los expertos son capaces de plantear. Sin regalarle un milímetro al acelerador, sin enemistarse con la mecánica, respetando y mimando al desierto y mirando de tú a tú a cada uno de sus rivales.

El resultado es la victoria en una etapa, el liderato durante buena parte del rally, la supervivencia hasta la meta y el sueño que muy poquitos pueden alcanzar, subir al podio de Lima. Gerard, con los ojos húmedos y rodeado por los suyos, daba rienda suelta a sus emociones: “¡Terminamos este Dakar! Estoy muy contento, después de estos días poder terminar en el pódium es un sueño así que tenemos que disfrutarlo. Nos hubiera gustado ganar pero no ha podido ser y ser segundos es un escalón más que en la moto, es un grandísimo resultado y quiero dar la enhorabuena a mi amigo Chaleco por la victoria, ha sido un gran rival. Hemos competido bien y daremos mucha guerra, ahora toca disfrutar este momento. También quiero dar gracias a todo nuestro equipo, a nuestras familias y a nuestros seguidores, todo esto va por ellos”.

Para Oliveras, que había sido “mochilero” de Farrés en su primera fase en el equipo HIMOINSA y que después se hizo con un hueco en el Top Ten de motos del Dakar, esta era su primera estatuilla de la carrera: “Ya estamos en meta, y estoy muy contento. La última ha sido una etapa dura porque se nos ha roto el diferencial delantero nada más salir y lo hemos pasado muy mal, pensábamos que nos quedaríamos tirados en alguna duna y no podríamos terminar. Al final hemos llegado, hemos mantenido la segunda posición… Estamos muy contentos, hemos aprendido mucho en este Dakar y es un sueño estar aquí en el podio de Lima. Quiero agradecer a nuestros seguidores y a todo el público peruano su empuje, hemos estado muy arropados por todos”.

Compartir.

Publicado por

Deja un Comentario